¿Sabías que casi el 60% de los edificios en España se construyeron antes de 1980? 

Esto implica que una gran cantidad de viviendas no están bien aisladas ni cuentan con sistemas de ventilación adecuados, ni con instalaciones térmicas renovables? Todo esto produce pérdidas energéticas y económicas innecesarias para las personas que viven en ellas. 

Este es el motivo por el que la rehabilitación energética se ha convertido en un objetivo clave para Europa para los próximos años. Tanto es así que se han propuesto reducir en un 23% las emisiones de gases de efecto invernadero en 2030 (con respecto a 1990), según la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética. 

Hasta tal punto llega, que se están dando subvenciones del 80% a los propietarios de las viviendas que quieren rehabilitar sus edificios. 

¡Eso sí! Para poder acogerse a estas ayudas, las obras de rehabilitación energética tienen que haber finalizado antes del 30 de junio de 2026. 

Por otro lado, la ITE obliga a edificios de más de 50 años a acometer proyectos de rehabilitación para que cumplan con la normativa, de modo que si eres administrador de fincas todo esto te va a afectar de forma muy directa porque es muy probable que en tu cartera de clientes tengas varios edificios (por no decir casi todos) a punto de necesitar una rehabilitación. 

Y no te voy a engañar, este tipo de rehabilitaciones son complejas y requieren de una gran carga de trabajo para ti, añadida a todo lo que ya haces. Es posible que ahora mismo lo veas como un problema y no sepas ni por dónde empezar. 

Tienes 10, 15 o 20 edificios que en los próximos 2 o 3 años tienen que empezar sus obras de rehabilitación energética y temes no estar preparado para asumir todo esto con los recursos que tienes en este momento. 

Ante este panorama, déjame decirte que lo primero que necesitas es organización y claridad. Por eso aquí te voy a dar las claves para conseguirlo. Cuando logres tener todo en orden, vas a pasar de ver la rehabilitación energética como un problema, para convertirla en un gran negocio.  Sin agobios, bien planificado y con un control total de cada obra. 

Estos son los pasos que tienes que seguir para lograrlo: 

  1. Establece prioridades
  2. Realiza auditorías energéticas
  3. Solicita presupuesto a empresas especializadas
  4. Desarrolla un plan económico para cada comunidad
  5. Coordina y ejecuta la obra siguiendo la metodología IA ZERO
  6. Gestiona y monitoriza la energía de tus comunidades

 

Siguiendo estos pasos dejarás de temer el momento de ponerte con tus rehabilitaciones y lo verás como una oportunidad para escalar tu negocio y aumentar tus ingresos.  Vamos a ver todo esto más en detalle.

1. Organiza tus proyectos y establece prioridades

Tus edificios de viviendas no se encuentran todos en la misma situación, ¿verdad?

Unos tienen que pasar la ITE en un par de meses, otros ya la han pasado y necesitan rehabilitarse para cumplir la normativa, otros quizás necesitan un cambio de su vieja caldera antes de que llegue el invierno y quieren aprovechar las ayudas que se están dando…

Tienes que poner orden en todo tu paquete de edificios para saber qué es prioritario, qué puede esperar y por dónde tienes que empezar.

Por tanto, el primer paso es establecer prioridades.

Para ello, te va a resultar muy útil solicitar acceso GRATIS a la funcionalidad “Grado de Maduración”.

Se trata de una herramienta incluida dentro del software Plataforma 3r de Stechome que te va a permitir:

  • Planificar tu carga de trabajo para los próximos meses y años
  • Priorizar tus rehabilitaciones energéticas para saber por dónde empezar
  • Tener la claridad suficiente para comenzar a ver la rehabilitación como una oportunidad de generar ingresos recurrentes
  • Dimensionar tus recursos humanos, técnicos y tecnológicos necesarios para afrontar cada proyecto

Además, no estarás solo. 

Porque un asesor experto se conectará contigo y te enseñará a utilizar esta función de forma adecuada.

2. Auditoría energética

Una vez que has establecido prioridades y ya tienes claros los edificios que necesitan una rehabilitación energética ya, el siguiente paso es hacer una auditoría energética de cada uno.

Una auditoría energética es un paso fundamental para identificar el consumo energético actual y las áreas susceptibles de mejora.

Para garantizar las soluciones más rentables, la evaluación debe tener en cuenta las características específicas del edificio y sus pautas de uso, así como el clima local o la orientación.

El informe de la auditoría energética debe incluir un análisis detallado de los patrones de consumo de energía, recomendaciones de medidas de ahorro energético y estimación de costes y ahorros.

Las inspecciones in situ, la recopilación de datos y el análisis también forman parte del proceso.

Toda esta información es muy valiosa para desarrollar un plan eficaz de rehabilitación energética.

Pero debes tener en cuenta que, para garantizar los mejores resultados, las auditorías energéticas deben ser realizadas por empresas o consultores especializados.

Y puede utilizarse software especializado para simular el rendimiento energético y estimar el ahorro y los periodos de amortización.

El informe del auditor es la base para los siguientes pasos del proceso de rehabilitación, por lo que es una parte clave de todo el proceso.

Así que como ya sabrás, una auditoría energética completa es una parte esencial de la rehabilitación energética.

En Stechome hemos desarrollado una herramienta eficaz para gestionar tus auditorías energéticas: auditoriaenergetica.net

En este post te lo explicamos mejor: Auditoría energética para comunidades de propietarios que necesitan ahorrar energía y dinero

3. Solicita presupuesto a empresas especializadas

Encontrar la empresa de rehabilitación energética adecuada para tus comunidades es esencial.

Tómate tu tiempo para investigar a las posibles empresas de rehabilitación, y ten en cuenta el tamaño y la complejidad del proyecto a la hora de hacer una selección.

Busca profesionales con experiencia y referencias, y asegúrate de que tienen las certificaciones y licencias necesarias para realizar el trabajo.

Ten en cuenta todo esto antes de presentar las propuestas a los propietarios de la comunidad.

Como consejos, es importante que valores lo siguiente:

  • Tener una buena comunicación con la empresa durante el trabajo
  • Programa reuniones periódicas para discutir los progresos
  • Documenta cualquier cambio o desviación del plan
  • Mantén informado de todo al presidente de la comunidad y a los propietarios.

Una vez finalizado el proyecto, evalúa los resultados para asegurarte de que se han alcanzado los objetivos.

4. Plan económico para cada edificio comunitario: financiación, ayudas y amortización

Cuando ya sabes las acciones que vas a realizar fruto de la auditoría energética, tienes ya un presupuesto en firme y has elegido la empresa adecuada junto con los propietarios, es el momento de realizar un plan económico de todo el proyecto.

Este plan debe incluir las posibilidades de:

Financiación

Es fundamental localizar todas las opciones de financiación disponibles y elegir la que mejor satisfaga los requisitos de la comunidad.

Subvenciones

Además, es necesario investigar a fondo para determinar a qué subvenciones se puede acceder y cómo solicitarlas (más abajo te contaré un poco más sobre esto).

Rentabilidad prevista de la inversión

Otro factor importante a tener en cuenta al elaborar un plan económico para la rehabilitación energética es determinar el periodo de amortización.

Este periodo se refiere al tiempo que tardará en recuperarse la inversión en rehabilitación mediante el ahorro de energía.

Es vital asegurarse de que el periodo de amortización es razonable y de que la inversión merece la pena para la comunidad.

Además, es importante tener en cuenta el posible aumento del valor del edificio una vez finalizada la rehabilitación.

Este aumento de valor puede ser un factor notable a la hora de buscar opciones de financiación y subvenciones.

En conclusión, formular un plan económico que tenga en cuenta las posibilidades de financiación, las subvenciones, el periodo de amortización y el posible aumento de valor es crucial para el éxito de un proyecto de rehabilitación energética.

 

A continuación te explicaré algunas de las ayudas disponibles para que te sitúes y sepas por dónde empezar:

 

Subvenciones NEXTGEN

Como ya te adelanté al principio, desde Europa se está potenciando la rehabilitación energética de edificios.

Para ello, han puesto en marcha un plan de ayudas muy ambicioso que pueden alcanzar hasta el 80% del coste de la rehabilitación.

Esto implica que -sí o sí- estás obligado a solicitarlas para tus clientes.

Se trata del programa de ayudas a las actuaciones de rehabilitación a nivel de edificio del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por la Unión Europea – Next Generation EU.

Aunque, como siempre ocurre con las subvenciones, tendrás que presentar una serie de documentación para justificar cada obra.

Y demostrar que has cumplido con los requisitos:

  • Conseguir un ahorro de energía no renovable al menos del 30%
  • Que el edificio tenga más de 30 años
  • Cumplir ciertos requisitos técnicos y funcionales
  • Justificar una mejora de la habitabilidad, seguridad y sostenibilidad tras las actuaciones

Por tanto, antes de iniciar las obras asegúrate bien que al finalizar habrás cumplido con los requisitos.

 

Programa de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE 5000)

Este programa de ayudas PREE 5000 está gestionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y también financiado por la Unión Europea.

Se trata de ayudas a la rehabilitación dirigidas a actuaciones integrales en edificios de uso residencial y comunidades de vecinos, en municipios de menos de 5000 habitantes.

 

¿Sientes que todo esto te supera y va a suponer más trabajo del que puedes asumir?

Sigue leyendo porque vas a descubrir una herramienta imprescindible para la gestión integral de todos los procesos de la rehabilitación energética de edificios.

5. Coordinación y ejecución de la obra

Ahora llega el momento de comenzar la ejecución de la obra.

No es un camino fácil porque vas a tener que coordinar muchos aspectos para que todo esté bien planificado, organizado y no dejar nada al azar.

Debes contar con un equipo de coordinación integrado por la dirección de obra, la empresa de rehabilitación y la comisión de obras.

El trabajo conjunto y coordinado de todos estos agentes y el administrador de fincas es esencial para detectar y anticipar problemas.

Pero ¿Cómo consigo organizarme y saber lo que tengo que hacer en cada momento?

Verás.

Conseguir los objetivos de eficiencia energética requiere de un sistema metódico e integrado.

Aquí es donde entra en juego la metodología IA ZERO.

¿En qué consiste la metodología IA ZERO exactamente? 

IA ZERO es una hoja de ruta eficaz para transformar un edificio convencional en un EECN (Edificios de consumo de Energía Casi Nulo) en el menor tiempo posible.

Esta estrategia ha demostrado tener un gran éxito en la consecución de los objetivos de ahorro energético al poner énfasis en:

  • la sostenibilidad
  • la rentabilidad
  • la eficiencia energética

Pero para garantizar el éxito del proceso de rehabilitación, debes asegurarte que cuentas con un equipo de especialistas en el sector energético.

¿Y qué voy a conseguir siguiendo esta metodología?

Si aún no tienes claros los beneficios, aquí te mostramos algunos:

  • Como administrador de fincas, IA ZERO te va a posicionar como líder en los procesos de rehabilitación energética.
  • Conseguirás diferenciarte de tu competencia: mientras ellos ven la rehabilitación como un problema, tú vas a aprovechar esta ola a tu favor.
  • Sabrás cómo optimizar tus recursos para sacar la máxima rentabilidad y aumentar tus ingresos.
  • Vas a fidelizar a los clientes que ya tienes y a conseguir que hablen (bien) de ti.
  • Serás capaz de generar ingresos recurrentes que antes no tenías.

Esta metodología es la solución perfecta para cualquier gestor de comunidades que desee alcanzar objetivos de ahorro energético.

Te va a dar “superpoderes”, porque vas a adquirir una visión 360º sobre cada uno de los procesos de la rehabilitación.

Si te posicionas ahora como un referente en la rehabilitación energética de edificios con IA ZERO, tendrás asegurado tu futuro profesional.

Plataforma 3R: herramienta para la gestión integral de proyectos de rehabilitación energética de edificios con METODOLOGÍA ZERO

 Ahora sí llega el momento de presentarte Plataforma 3r: un software que te va a ayudar a priorizar, planificar y gestionar tus rehabilitaciones. 

Te dará un itinerario a seguir -según la metodología IA ZERO- para transformar tus edificios en EECN. 

Te va a ayudar a: 

  • Gestionar el gran volumen documental que genera un proyecto de rehabilitación.
  • Seguir un proceso donde sabrás qué hacer en cada fase.
  • Trabajar en red la visualización de los resultados.
  • Gestionar las subvenciones de forma sencilla porque tendrás toda la documentación organizada.
  • Conseguir mayor transparencia y claridad con todos los agentes que participan en la rehabilitación.

En definitiva, vas a ser capaz de gestionar varias obras a la vez. 

Casi con el mismo esfuerzo que antes te suponía sólo una. 

Y sabiendo que tienes todo bajo control. 

Aquí te cuento más: Plataforma 3r para administradores de fincas

 

Actuaciones a realizar

Las actuaciones que tendrás que coordinar en un proceso de rehabilitación energética pueden ser las siguientes:

  • Mejora de la envolvente del edificio: fachadas y cubierta
  • Estanqueidad: evitar corrientes incontroladas de aire
  • Instalación de energías renovables
  • Sistema de carga de coche eléctrico
  • Sistema de medición y repartos de energía

Coordinar todo esto parece complejo (y realmente lo es). 

Pero nada que no puedas asumir con las herramientas adecuadas.

6. Gestión energética y monitorización

Una vez acabada la rehabilitación es esencial disponer de sistemas de control y gestión de la energía para optimizar el uso y los costes de la misma.

La gestión y supervisión energéticas ofrecen a los gestores de edificios la oportunidad de realizar un seguimiento del consumo energético del edificio rehabilitado.

Estos datos pueden utilizarse para localizar las zonas en las que se desperdicia energía y aplicar medidas para reducir el consumo.

Y si tienes comunidades con calefacción central, tras la rehabilitación es muy recomendable instalar sistemas de gestión energética.

Estos sistemas te van a permitir controlar el consumo, el coste y el nivel de confort de cada vivienda de manera individualizada.

Con esto tendrás un mayor control sobre lo que consume cada vecino en un sistema centralizado.

Lo que te va a permitir hacer un reparto de los costes mucho más justo y prevenir la morosidad.

En Stechome tenemos dos opciones para que puedas hacer este reparto:

  1. Sistema de repartos energéticos
  2. Sistemas prepago de recargas energéticas

Aquí vas a encontrar mucha más información sobre esto: Instalar contadores individuales en calefacción central: todo lo que debes saber

Conclusión

Afrontar proyectos de rehabilitación energética de edificios no es una tarea fácil.

Por ello, la organización es clave.

Los gestores de edificios deben asignar prioridades y organizar todos sus proyectos de forma estructurada.

Porque es el único modo de garantizar que el proceso de rehabilitación se lleva a cabo con eficacia y éxito.

Además, los gestores también deben diseñar un plan económico para cada comunidad, teniendo en cuenta cualquier financiación y subvención disponible que pueda ayudar a apoyar el proceso de rehabilitación.

Pero no pueden hacer todo esto solos.

Necesitan el apoyo de una herramienta de gestión que les ayude a tener claridad.

¿Quieres empezar ahora?

El primer paso es solicitar acceso al Grado de Maduración de tus edificios.

A partir de ahí -si cuentas con las herramientas y metodología adecuadas- todo irá sobre ruedas.

Y al fin conseguirás dejar de temer las rehabilitaciones energéticas para convertirlas en una excelente oportunidad para escalar tu negocio.

Si quieres unirte a la ola de la rehabilitación empieza por aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *